Seleccionar página

Infancia y Adolescencia

Nací el año 1967 en mí querido cerro Corcovado de Coronel, lugar donde viví los mejores años junto a mi familia. Mi madre, Benicia Zambrano, una gran mujer evangélica que se desempañaba como dueña de casa, y de quien aprendí gran parte de los valores que me guían hoy, falleció a los 39 años producto de un cáncer. Fue ahí cuando mi padre, Eleodoro Cuevas, se tuvo que encargar de mis 11 hermanos y compatibilizar con su trabajo de minero de Lota para sacarnos a todos adelante.

Desde pequeño tuve una sensibilidad social, que nació debido a la condición proletaria de mi familia, acompañada de la fuerte formación de valores humanitarios y cristianos que nos inculcó mi madre, y que continuó mi padre.

Inicios como dirigente social

A los nueve años tuve mi primera incursión como dirigente, al ser elegido presidente de curso y formar el centro de niños “Castorcitos”, con quienes hicimos actividades solidarias en el barrio. Fue a los 17 años (plena dictadura), que me invitaron a militar en el Partido Socialista, donde participé en el movimiento de estudiantes secundarios, como parte de la Agrupación de Estudiantes de Enseñanza Media de Coronel (AEMCO) y la Federación de Estudiantes del Carbón (FECAR).

Debido a la dura realidad que estaba enfrentando el país, las ganas de fortalecer la organización social fue agarrando cada vez más potencia, fue así como participé en la conformación de la Agrupación de Mujeres del Carbón, lideré el Comité de Derechos Juveniles (CODEJU) y la 1era Junta de Vecinos Democratizada del Cerro Corcovado.

Una vez que terminó la dictadura, ayudé en la formación del Centro de todas las Artes Víctor Jara, con quienes constituimos el Centro de Recreación Infantil, con el fin de realizar un trabajo de acompañamiento autodidacta para los niños, niñas y padres del cerro.

CTC y retorno a Chile

Luego de estar buscando mucho tiempo un trabajo estable en la región, sin tener éxito, tuve que mudarme a Los Andes, lugar en el que encontré trabajo en una empresa contratista de Codelco Chile. En ese espacio, inicié mi trabajo sindical como presidente de la CTC, liderando una huelga que se extendió por 37 días, que logró mejoras salariales inéditas para el país.

Siendo militante del Partido Comunista y durante el actual gobierno de Michelle Bachelet, trabajé como agregado laboral en España, pero mientras me desempañaba en esa labor, en Chile, se desencadenó una movilización nacional por el acuerdo Marco entre la CTC y Codelco. En la división de El Salvador y tras una fuerte represión, en la madrugada del viernes 24 de julio murió el subcontratista Nelson Quichillao.

Consecuente con mis principios, decidí renunciar a mi cargo gubernamental acusando intransigencia de Codelco y la débil decisión política del Gobierno, dos meses después renuncié al Partido Comunista.

Conformación ND y FA

Cuando volví a Chile, me recibieron jóvenes estudiantes de la UNE y, junto a la Fundación Emerge y otras organizaciones sociales y políticas, decidimos conformar el movimiento Nueva Democracia con el objetivo de impulsar un nuevo ciclo político en Chile.

Producto de la profunda crisis de legitimidad del modelo político, social y económico del país, posterior a la conformación de ND, el 29 de enero del 2016 decidí llamar al Presidente de Revolución Democrática para levantar un nuevo referente político en el país… el FRENTE AMPLIO.